¿Cómo arreglar Windows 10 lento después de una actualización?

La tecnología nos ha permitido obtener lo que necesitamos en un instante. Con unos pocos toques en un teléfono inteligente, podemos transferir nuestros fondos o pagar nuestras facturas. No tenemos que ir al banco solo para completar nuestras transacciones financieras. Hay muchas cosas que podemos hacer en línea, como reservar vuelos, ver películas y más.

Vivimos en un mundo vertiginoso, y es razonable que tengamos las herramientas necesarias para mantenernos al día. Por lo tanto, no hay espacio para una PC lenta con Windows 10. Siempre tenemos que actualizar para adaptarnos a los cambios. Sin embargo, ¿qué pasa si en lugar de mejorar la velocidad de su computadora, una actualización de Windows hace que se ralentice?



No se preocupe porque estamos aquí para ayudarlo. En esta publicación, le enseñaremos cómo solucionar la ralentización de Windows 10 después de instalar actualizaciones. Intente avanzar en la lista hasta que encuentre la solución que mejor se adapte a sus necesidades.



¿Por qué Windows 10 se ralentiza después de las actualizaciones de Windows?

Microsoft lanza periódicamente actualizaciones acumulativas para mejorar el rendimiento y la seguridad de Windows 10. Sin embargo, hay ocasiones en las que las actualizaciones causan más problemas que las mejoras en el sistema operativo. Ahora bien, hay varias razones por las que esto podría suceder. Es posible que la actualización haya dañado o corrompido ciertos archivos del sistema. Por otro lado, es posible que el problema no tenga nada que ver con la actualización reciente. Tenga en cuenta que el malware también puede ralentizar su PC.

Cualquiera que sea la causa del problema, puede usar esta guía para aprender cómo reparar un sistema operativo Windows lento después de una actualización.



Solución 1: instalación de cualquier revisión disponible para Windows 10

Por lo general, Windows lanza parches que se encargarán de los últimos errores que afectan al sistema operativo. Por lo tanto, debe verificar si Microsoft ha publicado una revisión para el problema. Esto es lo que puede hacer:

  1. Presione la tecla Windows + I en su teclado para iniciar la aplicación Configuración.
  2. Una vez que la aplicación Configuración esté abierta, seleccione Actualización y seguridad.
  3. Vaya al menú del panel izquierdo y luego haga clic en Actualización de Windows.
  4. Ahora, muévase al panel derecho, luego haga clic en Buscar actualizaciones.

Si la herramienta encuentra actualizaciones disponibles, descárguelas. Una vez que se complete el proceso, reinicie su computadora para instalar la revisión.

falta el servicio de tiempo de Windows

Solución 2: Comprobación de malware

A veces, cuando una computadora con Windows 10 funciona con lentitud, no tiene nada que ver con las actualizaciones. En algunos casos, la infección por malware es la razón del bajo rendimiento de una computadora. Por lo tanto, debe ejecutar un análisis profundo y eliminar / poner en cuarentena cualquier amenaza. Para hacer esto, puede seguir las instrucciones a continuación:



  1. Presione la tecla de Windows en su teclado, luego escriba 'Seguridad de Windows' (sin comillas).
  2. Seleccione Seguridad de Windows en los resultados.
  3. En el menú del panel izquierdo, haga clic en Protección contra virus y amenazas.
  4. Vaya al panel derecho, luego seleccione Análisis completo.
  5. Haga clic en Escanear ahora para comenzar el proceso.

Deje que el antivirus integrado localice y maneje cualquier malware que encuentre. Dicho esto, no debe confiar únicamente en esta herramienta. A veces, puede pasar por alto las amenazas más recientes y más discretas. Por lo tanto, le recomendamos que utilice una herramienta de seguridad integral como Anti-Malware. Esta utilidad puede detectar malware sin importar cuán discretamente opere en segundo plano.

Solución 3: Reparación de archivos de sistema dañados o dañados

Windows Update puede atascarse de vez en cuando, y cuando esto sucede, la utilidad puede dañar ciertos archivos del sistema. En consecuencia, su PC comenzará a funcionar lentamente. Si lo peor llega a ser peor, su computadora puede incluso congelarse o fallar. Por lo tanto, le recomendamos que repare o reemplace los archivos del sistema dañados. Para hacer eso, necesita realizar escaneos SFC y DISM. Mostraremos los pasos a continuación:

  1. Vaya a su barra de tareas, luego haga clic en el ícono Buscar.
  2. Dentro del cuadro de búsqueda, escriba 'Símbolo del sistema' (sin comillas).
  3. Haga clic con el botón derecho en Símbolo del sistema en los resultados y luego seleccione Ejecutar como administrador.
  4. Si se le solicita que otorgue permiso a la aplicación, haga clic en Sí.
  5. Una vez que el símbolo del sistema esté activo, escriba 'sfc / scannow' (sin comillas), luego presione Enter.

Cuando comience el proceso, asegúrese de mantener abierto el símbolo del sistema. También debe evitar interrumpir el proceso de reparación. Es posible que tarde un poco en completarse, por lo que debe esperar pacientemente.

Una vez que se complete el proceso, verá los resultados del escaneo. Si la herramienta no encuentra ningún archivo dañado, debería ver el siguiente mensaje:

'Protección de recursos de Windows no encontró ninguna violación de la integridad'.

Ahora, si desea ver el registro SFC, puede seguir los pasos a continuación:

que es un nand ssd
  1. Inicie el símbolo del sistema con privilegios administrativos.
  2. Dentro del símbolo del sistema, ejecute la siguiente línea de comando:

findtr / c: ”[SR]”% windir% LogsCBSCBS.log> ”% userprofile% Desktopsfclogs.txt”

Nota: Esta línea de comando crea un archivo sfclogs.txt que se almacenará en su escritorio.

  • Vaya a su escritorio, luego abra el archivo sfclogs.txt para ver el registro SFC.

Si su computadora sigue lenta después del escaneo SFC, lo siguiente que debe hacer es realizar un escaneo DISM. Estos son los pasos:

  • Abra el símbolo del sistema como administrador.
  • Una vez que aparezca el símbolo del sistema, ejecute la siguiente línea de comando:

DISM / Online / Cleanup-Image / RestoreHealth

Una vez que comience el proceso de reparación, no debe interrumpirlo. Puede tardar más de diez minutos en completarse y, una vez hecho, puede reiniciar su computadora.

Solución 4: Realización de una restauración del sistema

Si las últimas actualizaciones son las que causaron la desaceleración, usar Restaurar sistema sería la mejor solución. Esta herramienta devolverá su sistema operativo a un estado de funcionamiento perfecto. Tenga en cuenta que las actualizaciones se eliminarán una vez que haga esto. Dicho esto, simplemente puede esperar nuevas actualizaciones de Microsoft para corregir cualquier error. Estos son los pasos:

olpair.
  1. En su teclado, presione la tecla de Windows + S. Al hacerlo, aparecerá la barra de búsqueda.
  2. Dentro de la barra de búsqueda, escriba 'Restaurar sistema' (sin comillas).
  3. Seleccione Crear un punto de restauración a partir de los resultados.
  4. En la nueva ventana, haga clic en Restaurar sistema.
  5. Seleccione la opción 'Mostrar más puntos de restauración'.
  6. Seleccione un punto de restauración en el que no existía el problema.
  7. Haga clic en Siguiente.

Siga las instrucciones en pantalla para completar el proceso de restauración del sistema. Una vez hecho esto, verifique si su PC está funcionando más rápido.

Consejo profesional: Una caché sobrecargada y los archivos basura también pueden afectar el rendimiento de una computadora. Por lo tanto, le recomendamos que utilice BoostSpeed ​​para mantener su dispositivo en plena forma. Esta herramienta puede eliminar archivos innecesarios de forma segura. También puede usarlo para modificar configuraciones de sistema no óptimas y desfragmentar sus unidades. Después de usar BoostSpeed, notará una mejora significativa en el rendimiento de su PC.

Eliminar archivos no utilizados también puede ser una forma eficaz de acelerar su Windows 10.

¿Qué otros problemas relacionados con la actualización le gustaría que solucionáramos?

¡Háznoslo saber en los comentarios a continuación!