¿Cómo deshabilitar la aceleración de hardware en Windows?

La aceleración de hardware es un término comúnmente utilizado en los círculos de PC. Lo más probable es que hayas oído que se está utilizando, pero es posible que no sepas exactamente lo que significa. Es una de esas etiquetas que puede resultar confusa porque se superpone con otros términos como la tarjeta gráfica y la representación de la tarjeta de video. Es una configuración en su PC que tanto Windows como ciertas aplicaciones utilizan para acelerar el proceso de computación cuando están habilitadas. Discutiremos qué es la aceleración de hardware y si la necesita. Además, le mostraremos cómo activar la aceleración de hardware en su computadora con Windows 10.

el cliente de Steam funciona muy lento

¿Qué es la aceleración de hardware en Windows 10?

Normalmente, cuando una aplicación está realizando una tarea, utiliza la CPU estándar de su PC. Si el trabajo es pesado, naturalmente requiere más energía de la que la CPU podría proporcionar y esto a su vez afectaría el rendimiento. Con la aceleración de hardware, la aplicación utiliza componentes de hardware dedicados en su PC para realizar el trabajo de manera más rápida y eficiente. El objetivo de la aceleración del hardware es aumentar la velocidad o el rendimiento, pero generalmente ambos.



Las tarjetas de sonido y video en su PC con Windows 10 son ejemplos de hardware dedicado utilizado por el sistema para aumentar la salida. Cuando una tarea que implica renderizar gráficos está en juego, por ejemplo, la CPU de su PC descarga parte del trabajo a su tarjeta de video, lo que hace que el proceso sea mucho más rápido, y la visualización de gráficos resultante también será de mayor calidad. Por supuesto, qué tan alta sea la calidad depende de las especificaciones de su tarjeta gráfica.



La mayoría de las computadoras hoy en día vienen con una GPU dedicada junto con la CPU principal. Esta GPU asume naturalmente las operaciones informáticas más exigentes, como jugar juegos de alta definición o ejecutar un procesamiento de vídeo complejo. Cuando aplicaciones como Chrome requieren más potencia para mostrar completamente todo en una página o marco, obligan a su PC a ejecutarse en modo acelerado por hardware.

La mayoría de las computadoras modernas vienen con la aceleración de hardware activada de forma predeterminada, mientras que en algunas se debe habilitar manualmente. En la misma línea, hay una configuración en ciertas aplicaciones para activar o desactivar la aceleración de hardware. La mayoría de las veces no tiene que preocuparse por esto, pero hay situaciones en las que es posible que desee saber si la aceleración del hardware, o la falta de ella, es lo que está causando fallas en su computadora.



Aunque la mayoría de las aplicaciones modernas de navegación, visualización y juegos están diseñadas para funcionar con aceleración de hardware, no significa que puedan usarla. Su sistema debe admitir la función antes de que esas aplicaciones puedan aprovecharla. Esto significa que debe haber una GPU integrada o una dedicada en su computadora con Windows. Si ninguno de los dos está presente, sus aplicaciones no podrán utilizar ningún acelerador. Puede comprobar fácilmente si su PC admite la aceleración de hardware. Puede ir a su panel de control de NVIDIA (o AMD) (si tiene una GPU dedicada) y verificar los ajustes de configuración para la opción de representación de hardware. Para una GPU integrada con la CPU principal, simplemente siga estos pasos:

  1. Prensa Tecla de Windows + X y elige Control Panel de la lista de opciones.
  2. Ir Apariencia y personalización> Ajustar la resolución de la pantalla.
  3. En la pantalla Resolución de pantalla, haga clic en Ajustes avanzados.
  4. Compruebe si hay un Solucionar problemas en la ventana Configuración del adaptador de pantalla.

Si no existe dicha pestaña, significa que su PC con Windows no es capaz de acelerar por hardware.

¿Necesito aceleración de hardware?

Ahora llegamos a la pregunta del millón de dólares: ¿debería habilitar la aceleración de hardware en su computadora? Hay ocasiones en que inicias un juego o una aplicación y aparece una ventana que te pide que marques una casilla si quieres que la aceleración de hardware esté habilitada. La respuesta corta es que debería hacerlo. Los beneficios son enormes para su sistema y también superan con creces cualquier desventaja de la función.



Para los jugadores, la aceleración por hardware es imprescindible, a menos que esté satisfecho con los juegos de la era anterior a HD. Con la aceleración de hardware, las animaciones se volverán suaves como la nieve y también obtendrás una mayor velocidad de fotogramas. Sin mencionar que el renderizado 3D se vuelve muy sencillo y los efectos del juego se vuelven más claros y realistas. En resumen, sin aceleración de hardware, ningún juego moderno no se ejecutará en condiciones óptimas, si es que se ejecuta.

¿Has visitado algún sitio popular últimamente? Debes haber notado la gran cantidad de clips multimedia y una gran cantidad de contenido cargado de gráficos en las páginas. Su navegador utiliza aceleración de hardware para reproducir el contenido de manera más rápida y eficiente. De lo contrario, es probable que obtenga tiempos de carga lentos y páginas mal visualizadas.

Para aquellos a los que les gusta realizar múltiples tareas, la aceleración de hardware es imprescindible. Si está trabajando con varias aplicaciones intensivas al mismo tiempo, la aceleración de hardware garantiza que la carga de trabajo se comparta entre su CPU y GPU. En la práctica, es una buena división del trabajo.

Por lo tanto, a menos que esté haciendo un viaje a un páramo deshabitado sin electricidad y quiera conservar su batería, siempre debe habilitar la aceleración de hardware en su PC. La mayoría de las tarjetas de video / GPU modernas están diseñadas para ser energéticamente eficientes de todos modos. Por supuesto, activar la aceleración de hardware emitirá un poco más de calor, pero no es nada que su sistema de enfriamiento no pueda manejar.

¿Cómo desactivar la aceleración de hardware en Windows 10?

Dicho esto, hay algunas situaciones especiales en las que tiene sentido deshabilitar la aceleración de hardware. Su CPU principal puede ser capaz de manejar las aplicaciones más exigentes por sí misma. Es posible que desee apagarlo temporalmente para conservar algo de jugo. Cualquiera sea su razón, aquí se explica cómo desactivar la función en todo el sistema en Windows 10 (versión 1803 y posteriores), después de lo cual su computadora funcionará en modo de procesamiento de software:

  1. Haga clic derecho en un espacio vacío en su escritorio y haga clic en Configuración de pantalla.
  2. Desplácese por la página de opciones de configuración de pantalla para Configuración de pantalla avanzada y ábrelo.
  3. En la siguiente ventana, haga clic en Propiedades del adaptador de pantalla para pantalla 1.
  4. los propiedades gráficas se abrirá la ventana. Elegir la Solucionar problemas pestaña.
  5. Hacer clic Cambiar ajustes.
  6. En el Solucionador de problemas del adaptador de pantalla barra, mueva el Aceleracion de hardware puntero a la izquierda para desactivar la aceleración de hardware en su PC.
  7. Hacer clic OK para guardar sus cambios y salir.

Si el Cambiar ajustes La opción en el paso 4 está atenuada, puede intentar habilitarla en el registro de Windows. Vaya a HKEY_CURRENT_USER SOFTWARE Microsoft. Busque la entrada de registro de la tarjeta gráfica y cambie DWORD DesactivarHWAcceleration de 0 a 1. Este método solo funciona si su PC admite la aceleración de hardware.

Muchos usuarios han informado que el Cambiar ajustes La opción permanece atenuada sin importar lo que hagan. Otros se han quejado de no poder disfrutar de los beneficios de la aceleración de hardware incluso con una GPU dedicada instalada. Ambos problemas se deben principalmente a la ausencia de controladores de tarjetas gráficas o controladores dañados / desactualizados. Si está en el mismo barco, simplemente visite el sitio web del fabricante de su tarjeta gráfica y descargue los controladores más recientes para su hardware. Instálelos en su sistema y todo debería funcionar bien.

Naturalmente, nada en Windows es tan simple como parece. No es fácil para las manos no experimentadas descifrar fácilmente la marca y el modelo precisos de su hardware, lo que significa que puede instalar el material incorrecto, causando más daño a su PC. Si desea tranquilidad y una garantía del 100% de instalar los controladores exactos que requiere su tarjeta gráfica, simplemente descargue Driver Updater. Analizará su computadora en busca de controladores perdidos, dañados o caducados y buscará sus reemplazos actualizados y aprobados por el fabricante. Una vez que le haya permitido descargar e instalar los controladores más recientes, simplemente reinicie su computadora y disfrute de sus tarjetas de video que funcionan nuevamente.

Si este artículo le ha ayudado de alguna manera, háganoslo saber en los comentarios.